martes, 30 de diciembre de 2008

Ley sobre la Memoria Histórica



Ley por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura, más conocida como Ley de Memoria Histórica, es una ley española aprobada por el Congreso de los Diputados el 31 de octubre de 2007.
Después del largo proceso de gestación de la ley, una de sus disposiciones establece que los escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación personal o colectiva del levantamiento militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura deberán ser retiradas de los edificios y espacios públicos.
¿Están los que aparecen en la foto incluidos? Sí es así, ¿cuando se retiraran?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No hace falta que las retiren, el primero que lea esto que coja un martillo y las destroce. La memoria histórica no la hacen los gobiernos, la hace la gente de la calle, exigiendo su dignidad a base de golpes, que es como nos la quitan lo mandamases.
Después habría que ir todos los meses a las puertas de las casas de los alcaldes del franquismo y hacerles una cacerolada, por colaboradores con el genocida, para que no vivan tan cómodamente de las riquezas que acumularon robándoselas a los desposeídos.

Anónimo dijo...

Pues yo si creo que hay que retirarlas, bastante daño hicieron como para que te lo recuerden cada dia al pasar por estas calles o plazas.

Carlos dijo...

Vale, muy bien, la represion fue bestial y aun padecemos de las injusticias que generó; pero no estamos hablando de estatuas ecuestres para gloria del "caudillo quiquitillo", son placas conmemorativas de la construcción de viviendas, tampoco hace falta coger un martillo y destrozarlas ni nada por el estilo. Si queremos aplicar la ley de memoria histórica en Algeciras que algún historiador (de los de verdad, no Manuel Correro escribiendo en una revista gratuita) investigue sobre las torturas el el cuartel de escopeteros o en la oropéndola, sobre los fusilados detrás del cementerio o sobre los trabajos forzados con los que se construyeron tantas carreteras (vg. Carretera Vieja a los barrios) o los búnkeres que ahora queremos proteger. Sería más interesante que ponernos a quitar placas y escudos; no es eliminar todo simbolo franquista de las calles sino permitir que se conozca todo lo que pasó y poder avergonzarnos de esos simbolos.

Carlos dijo...

Qué carallo, no avergonzarnos, tenemos que ver esos simbolos y repetirnos que no repetiremos los errores.

Anónimo dijo...

Rojos a Moscú